Restaurantes

Restaurantes

¿CÓMO DISEÑAMOS EN ESPATIUM UN PROYECTO DE INTERIORISMO PARA TU RESTAURANTE? Y ¿POR QUÉ TE AHORRA TIEMPO Y DINERO?
Un proyecto de Interiorismo de Restaurante evitará que comiences a gastar y a trabajar sin un plan y una fecha realista de apertura. Muchas personas comienzan así y van editando el espacio a medida que lo construyen, lo que significa rehacer cosas que ya se habían hecho o perder de vista factores muy importantes. Aunque de inicio pueda parecer que hacer un proyecto de interiorismo consumirá parte de tu tiempo, y tengas prisa por comenzar a operar el restaurante y obtener ganancias -sobre todo si tu local es alquilado- el proyecto será el mapa exacto de cómo conseguir el éxito de tu restaurante.
El interiorismo de restaurantes es la disciplina que permite diseñar y crear espacios armónicos y funcionales para las distintas actividades de los seres humanos. Un restaurante es un espacio muy complejo, donde intervienen una gran cantidad de personas desarrollando muchas tareas, por lo que planearlo con cuidado puede permitirte ahorrar muchos recursos. Hay personas con talento innato y una excelente capacidad de visión y gestión que logran montar espacios espectaculares por ellos mismos. Sin embargo, es muy común que todas estas labores les sobrepasen, por lo que es recomendable contratar a un equipo de expertos que nos puedan apoyar en este proceso.
¿POR QUÉ CONTRATAR A ESPATIUM PARA DISEÑAR TU RESTAURANTE?
La enorme ventaja de acudir con nosotros es que antes de levantar la primera piedra desarrollaremos un proyecto que te permitirá visualizar cómo es que se solucionarán todas tus necesidades, cuál es el estilo de tu restaurante, en qué tiempo y cuánto te costará. Además de ayudarte a dar forma y fabricar e instalar todos los elementos necesarios para que esto suceda.Cómo-es-un-proyecto-de-interiorismo-para-un-restaurante-4
La forma en que nuestra firma comienza con un proyecto de interiorismo es con una cita entre el propietario o encargado del restaurante y un experto en interiorismo. En esta entrevista un diseñador de interiores de restaurantes hablará contigo de los objetivos y necesidades específicas del proyecto por realizar. Visitamos el espacio a proyectar; nos encargaremos de tomar medidas, fotografías y analizar el espacio para sacarle el mayor provecho posible.
Elaboramos un concepto y desarrollamos un proyecto donde se definen todos los componentes del espacio: distribución de áreas, acabados arquitectónicos, paleta de color, mobiliario de línea, mobiliario especial, iluminación, accesorios decorativos, etc. Cuidando las dimensiones, características de cada material, su acomodo y buen funcionamiento del diseño de tu restaurante.
En reuniones posteriores se irán aterrizando todas estas propuestas y realizando los ajustes necesarios. Empleamos modelos virtuales para que puedas visualizar con mayor claridad cómo es que lucirá el espacio.
Una vez realizados todos los cambios. Elaboramos planos y fichas técnicas con todas las especificaciones para comenzar con la ejecución y producción del espacio.
Disfruta el proceso de crear tu restaurante. Nos encargamos de supervisar que todo marche conforme lo planeado, realizando visitas a fábricas y a la obra. Controlamos al personal y a la enorme lista de proveedores que se requieren. De esta forma, podemos hacer las correcciones adecuadas conforme vayan surgiendo y así terminar en el tiempo establecido y sin descuidar el presupuesto. Tú te ahorrarás esta compleja tarea pues tenemos más de 20 años de experiencia en el medio y contamos con un equipo de trabajo multidisciplinario capaz de lograr lo propuesto.
Si deseas elaborar el proyecto de un restaurante nosotros podemos ayudarte, descarga uno de nuestros anteproyectos. Si quieres ponerte en contacto con nosotros, da click aqui. Uno de nuestros expertos en diseño comercial te asesorará con gusto.

¿QUÉ PUEDE PROVOCAR UN MAL DISEÑO DE UNA OFICINA?
En los espacios de trabajo suele ser muy fácil perderse cuando se trata de enlazar productividad con personas. Con el afán de alcanzar un mayor aprovechamiento del área, puede llegar a sacrificarse el grado de confort que tendrá el usuario, pero este es justificado inmediatamente con la idea de que a eso van las personas, a trabajar no a relajarse. La relación de los aspectos comodidad y productividad no es tan evidente a simple vista, e incluso existe la duda si no surge un limite donde se sobrepasa el grado de confort y se vuelve improductivo.
Vale la pena recordar primero que estamos diseñando para personas y su entorno laboral donde pasarán al menos una tercera parte de su día y según estadísticas de la OCDE los Mexicanos destinan 2,255 horas al año a su trabajo, lo que equivale a un promedio de 43 horas a la semana. Y haciendo una simple operación, en una vida laboral promedio de 40 años resulta que la persona trabaja 90,220 horas en su vida (10.32 años de manera continua), entonces lo mínimo que podemos hacer como empresarios y diseñadores, es pensar en un lugar de trabajo confortable y bien diseñado.
Y pensando justamente en los errores mas comunes y sus consecuencias, podemos definir algunos detonantes que traen como consecuencia espacios inadecuados para un buen ambiente laboral.

Distribución
Algo indispensable en los espacios es la función, y en los lugares de trabajo esta variable se expande a las formas de comunicación y trabajo que tiene cada empresa dentro de sus organigramas. Por ello las relaciones entre espacios, departamentos, tiempos de traslado, etc. Se vuelven críticos para la productividad del día a día.
Temperatura
Siempre habrá personas que les agrade mas el frío que el calor y viceversa, sin embargo en la oficina un espacio excesivamente frío suele traer problemas de concentración por tener esta distracción tan grande. Al contrario, cuando el ambiente es demasiado caliente, las personas tienden a cansarse más fácilmente o sufrir de agotamiento. Por ello debe cuidarse este aspecto que parece muy simple y banal, pero es tan frecuente escuchar las quejas de la temperatura extrema en las oficinas.

La luz natural
La luz natural era la señal ancestral que marcaba nuestro periodo de actividad. Activa por tanto nuestro cerebro y nos mantiene atentos. Dentro de las necesidades, esta seria de las mas básicas que apelan incluso al instinto. En el ámbito laboral los trabajadores cuyos puestos están más cerca de ventanas reportan mayor bienestar y mejor descanso nocturno, durmiendo 46 minutos más. No solo eso, también realizan más actividad física: la luz promueve el movimiento. Para muestra de los beneficios de la luz natural, quién mejor que el sector de la salud para demostrarlo: los pacientes en habitaciones con ventanas sufren menos mortalidad y se recuperan antes de su enfermedad. Tras someterse a una cirugía, los pacientes en habitaciones soleadas reportan menos dolor y requieren menos analgésicos (ver estudios en la bibliografía que respaldan estos datos).

Mobiliario
Si una se tiene que estar preocupado por la incomodidad de su silla, creo que es evidente que no tendrá el mismo rendimiento, concentración, resultados y demás que alguien con el mobiliario adecuado. De igual manera se debe pensar en mobiliario para los espacios de recreo o distracción. Ya que no carecen de importancia, al contrario, juegan un papel trascendental en el confort laboral, el contar con un área de distracción para liberar el estrés y fomentar las relaciones personales dentro de la empresa.

Estos factores una vez leídos, seguramente parecerán obvios, sin embargo, en la práctica no lo son tanto, es como dice el dicho, el sentido común es el menos común de los sentidos. Cuáles son las consecuencias de no tomar en cuenta estos factores básicos:
Baja productividad Bajo sentido de pertenencia (ponerse la camiseta) Se incrementan los costos operativos Solo con estos tres aspectos, son suficientes para que una empresa pueda irse en picada directo a la quiebra, por no pensar en sus empleados. El sueldo no lo es todo en el trabajo y en un mayor grado las nuevas generaciones están dando más peso a estos factores de clima organizacional que a la cantidad de dinero que representa estar ahí. El famoso engagement requiere de una visión integral donde el salario es solo un aspecto, que se ve complementado con el posible crecimiento dentro de la organización, entorno laboral, espacios que propician el desarrollo tanto personal como productivo, entre otros.
hoy las empresas se han dado cuenta de que el clima laboral tiene un valor en el mercado, un valor económico. Si queremos atraer a los mejores talentos del mercado debemos tener una buena cultura y un buen clima laboral, lo que también nos servirá para retenerlos.

Call Now Button